Walter Janer, MD. Gastroenterólogo con practica en Bayamón, Puerto Rico. Gastroenterología y enfermedades del tracto digestivo.

•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Volumen 7

Divertículos

  • Artículo 1 • Divertículos :(

    Los divertículos es una condición digestiva sumamente común. Es algo que veo a diario en mis oficinas. Es tan común que la gente lo considera como algo completamente natural y normal en pacientes de edad avanzada.

     

    En Estados Unidos, las cifras dicen que desde los 40 podemos comenzar a desarrollar divertículos en nuestro intestino grueso.  Las probabilidades aumentan al llegar a los 60, cuando se estima que el 50% de la población de esa edad los padece.  Y al llegar a los 80, ya el 70% de la población ha desarrollado divertículos.

     

    Estimamos que la incidencia de divertículos en Puerto Rico está muy en línea con la de Estados Unidos y se estima que tenemos aproximadamente 30,000 casos en la Isla.

    Lo que es preocupante para mí como profesional de la salud es que ésta es una condición irreversible. Después que se forman divertículos en el intestino grueso, están ahí para siempre, a menos que las complicaciones sean tan severas que el paciente requiera de cirugía.  Pero fuera de eso… es una condición crónica altamente asociada a  nuestro estilo de vida.

     

    El consenso general es que si consumiéramos mucha más fibra en nuestra dieta diaria, la incidencia de divertículos disminuiría. Y esto aplica a TODOS – jóvenes y viejos, pacientes diagnosticados o no.

     

    Y aunque sea imposible ahora mismo “poner el dedo” en la causa precisa de la formación de divertículos, sabemos que consumir fibra insoluble ayuda no tan sólo a la prevención de divertículos, sino que ayuda a que éstos no se inflamen y/o infecten, que es donde la situación se complica para todos.

    Me sorprendió conocer que hay personas que le atribuyen la alta incidencia de divertículos en el mundo occidental al uso del inodoro para evacuar,  a diferencia de hacerlo en cuclillas como se acostumbra en muchos países de Asia y África. Los que han viajado a la India, China y otros países orientales pueden dar testimonio de los “inodoros” empotrados en el piso que se usan en esas culturas.  Qué tiene eso de cierto o no…  no sé. Pero estoy convencido que nuestros hábitos alimenticios, nuestra ingesta de agua y la falta de ejercicio son factores que podrían ayudar a que esta condición no sea tan común como lo es actualmente.

     

    Ayúdame a correr la voz de que los divertículos no tienen que ser un rito de paso al envejecer. Comencemos hoy mismo a cambiar las estadísticas…

     

    Dr. Walter E. Janer Martínez

  • Artículo 2Enfermedad Diverticular

    DIAGNOSTICO

    Enfermedad Diverticular

    La Enfermedad Diverticular consiste de tres condiciones que envuelven la presencia de divertículos, que son unas bolsitas  o saquitos, que se crean en el intestino grueso.

     

     

    El desarrollo o formación de estos divertículos en el colon se le conoce como

    diverticulosis.

    Si los divertículos se inflaman o se infectan se le conoce como diverticulitis.

    Si existe sangrado en el intestino grueso causado por los divertículos, se le

    conoce como sangrado diverticular.

     

     

    Estos divertículos se forman cuando aumenta la presión en las paredes débiles del intestino grueso, ya sea por gases, desechos de excremento y/o líquidos.  No se conoce realmente el por qué se forman estos divertículos pero se les atribuye mucho a la falta de fibra en nuestras dietas, al estreñimiento, al pujar cuando vamos al baño, a la vida sedentaria que llevamos.  Hay  hasta reclamos de que posiblemente sea producto de la manera “anti natural” en que evacuamos en un inodoro en los países occidentales.

    La Clínica Mayo considera los divertículos como una condición Occidental, ya que es extremadamente rara en Asia y África.   Ellos establecen que la enfermedad diverticular emergió luego de la introducción de los molinos de acero que redujeron grandemente el contenido de fibra en las harinas que consumimos.

    La enfermedad se observó por primera vez en los Estados Unidos  a principios del Siglo XX cuando la comida procesada se incorporó a la dieta americana.

     

    Diverticulosis

    La presencia de divertículos o diverticulosis es muy común en adultos mayores de 40 años, de hecho, es una de las condiciones digestivas más comunes. En los Estados Unidos, el 50% de los adultos mayores de 60 años tienen divertículos, pero en su gran mayoría las personas ni se enteran que los tienen porque no presentan ningún tipo de síntomas.  Como mucho, las personas pueden presentar alguna molestia o hinchazón abdominal o “bloating”.  Muchas veces las personas se enteran que tiene divertículos cuando se hacen estudios para alguna otra condición intestinal.

     

    Las personas que tienen divertículos sin complicaciones o síntomas no necesitan llevar un tratamiento específico pero es importante que cuiden su dieta, aumentando su consumo de fibra, para prevenir el desarrollo de más divertículos.  Pero, el 20% - 25% de las personas con divertículos presentan  complicaciones como la diverticulitis y el sangrado diverticular.

     

    Diverticulitis

    La diverticulitis puede presentarse de repente y sin avisar.  Cuando los divertículos se tapan con excrementos y aumenta la presencia de bacterias, la infección se desarrolla y puede causar muchos dolores en el abdomen bajo, diarreas alternadas con estreñimiento, náuseas,  vómitos, pérdida de apetito y hasta fiebre con escalofríos.  Es importante que si experimentas algunos de estos síntomas visites tu médico o una sala de emergencias inmediatamente.

    Tratar inmediatamente un episodio de diverticulitis es serio, porque si se complica, podría escalar a abscesos, obstrucciones y/o perforaciones intestinales como fístulas que pueden llevar a la peritonitis o sepsis, que son infecciones graves y que ponen tu vida en riesgo.

     

    Sangrado Diverticular

    Cuando hay laceraciones en las venitas cerca de los divertículos puede ocasionar sangrado al evacuar.  Y aunque el sangrado diverticular muchas veces no es doloroso, es importante tratarlo de inmediato.

     

    Los divertículos, después que se forman,  los tienes para siempre.  Pero con una dieta alta en fibra que te ayude a aliviar el estreñimiento y el movimiento de excreta en el intestino puede ayudar a que no se formen más divertículos o que su presencia no se convierta en algunas de las condiciones mencionadas anteriormente.  Beber mucha agua y hacer ejercicios puede ser de mucha ayuda.

     

    Como existen otras condiciones que pueden tener síntomas similares a los de la enfermedad diverticular, es importante que visites a tu médico para que pueda evaluarte y determinar con certeza la razón de tus síntomas.

  • Artículo 3 • Preguntas y Respuestas de los Divertículos

    PREGUNTAS Y RESPUESTAS

    ¿Quién está en riesgo de desarrollar divertículos?

    La causa precisa de los divertículos se desconoce, pero los hábitos de estilo de vida parecen tener un efecto en su desarrollo.  Se sugiere que personas con una dieta baja en fibra, alta en carnes rojas, que no consumen mucha agua, que padecen de estreñimiento, fuman y/o llevan una vida sedentaria tienen un riesgo mayor de desarrollar divertículos. La incidencia de divertículos aumenta con la edad y se dice que el 50% de las personas de 60 años tienen divertículos, con síntomas o no.

     

    ¿Hay algún componente genético para la diverticulitis?

    Es posible que exista un componente genético en el desarrollo de divertículos en el intestino grueso.  Aparentemente, una persona está más en riesgo de desarrollarlos si alguno de sus abuelos los tuvo también.  Y se sugiere que los divertículos son más prevalentes en los hombres que las mujeres.

     

    ¿Puedo comer fresas, tomates o nueces y semillas si tengo divertículos?

    Generalmente, las semillas de las fresas y los tomates son inofensivas para las personas con divertículos.  Estas recomendaciones  “de antaño” son realmente obsoletas y no están basadas en evidencia.  Por supuesto, que cada persona es un mundo y respondemos diferente cuando consumimos ciertos alimentos.  Muchas personas evitan las nueces o semillas más grandes porque les presenta complicaciones.  Lo que sí es muy recomendado es una dieta alta en fibra.  Consulta con tu médico para que juntos determinen qué alimentos, si alguno, deberías evitar para tu condición específica.

     

    ¿Pueden los divertículos ser una señal de desarrollar cáncer del colon?

    No existe información científica de que los divertículos ni sus complicaciones sean una señal temprana del desarrollo de cáncer del colon. Como en muchas ocasiones las personas pueden tener divertículos sin presentar síntomas, con frecuencia éstos se descubren cuando se hacen una colonoscopía de cernimiento para cáncer del colon. Recuerda que la inflamación de los divertículos, o diverticulitis, es una condición seria que puede traer complicaciones mayores que pueden poner tu vida en riesgo también. Consulta con tu médico para que te oriente sobre cómo manejar proactivamente la presencia de divertículos en tu intestino.

  • Artículo 4 • Previene la enfermedad diverticular.

    PREVENCION

    Previene

    la enfermedad

    diverticular.

    La presencia de divertículos es una condición para toda la vida.  Después que se desarrollan… los tienes ahí para siempre.  Así que la mejor recomendación que podemos darte es la prevención – tratar de evitar que se formen o que, si ya se han formado, evitar que se inflamen y se infecten:

    • Ingiere una dieta alta en fibra

    Consume panes, pastas y cereales integrales, arroz integral y muchas frutas y vegetales frescos. Tu médico puede también recomendar un suplemento de fibra.

     

    • Desarrolla buenos hábitos de ir al baño

    Trata de comer a un horario regular  y educar tu cuerpo a evacuar regularmente para así evitar tener que pujar.

     

    • Toma mucha agua

    El agua ayuda a que la consistencia de la excreta sea más blanda y transite más fácilmente por los intestinos.  La excreta blanda no provoca  la presión dentro del intestino que causa los divertículos.

     

    • Limíta el uso de laxantes

    Trata de no depender de laxantes para ir al baño

     

    • Ejercítate regularmente

    El intestino es un músculo como cualquier otro y se beneficia del ejercicio regular. El ejercicio fortalece el intestino grueso, lo tonifica y minimiza el riesgo de desarrollar divertículos.

  • Artículo 5 • ¡Fibra, fibra y más fibra!

    PREVENCION

    Muchos médicos consideran que la causa de los divertículos es una dieta baja en fibra.  La fibra es la parte que no puedes digerir de los alimentos y se encuentra en las frutas y vegetales frescos, así como en los granos integrales.  Como la fibra no se puede digerir, transita por los intestinos absorbiendo agua y aumenta el bulto de nuestra excreta haciéndola más fácil de eliminar del cuerpo.

     

    Comer poca fibra te ocasiona estreñimiento. Y cuando hay estreñimiento, las excretas son duras y no se mueven por el intestino grueso con mucha fluidez y facilidad.  El intestino tiene que trabajar extra para mover toda esa excreta dura y este esfuerzo adicional lo cansa innecesariamente. Este agotamiento causa que las paredes del intestino se debiliten… Es como cuando te desplomas cansado en un sofá después de haber trabajado mucho…  así mismo, las paredes del intestino se desploman en ciertos lugares formando las bolsitas que llamamos divertículos.  Y cuando residuos de  excreta se acumulan en esos bolsillitos y se infectan,  se conoce diverticulitis.

     

    Toda esta historia quiere ayudarte a visualizar que si consumes una dieta alta en fibra, podemos EVITAR la formación de divertículos.  Aunque no es un remedio absoluto y hay otras predisposiciones de edad y genéticas que pueden contribuir al desarrollo de divertículos,  una dieta alta en fibra tiene muchos beneficios a la salud que no se pueden negar – mejora la salud del corazón,  baja el colesterol, mantiene un peso saludable, entre otros.

     

    La American Dietetic Association recomienda que consumamos de 20 a 35 gramos de fibra al día.  Preferiblemente esta fibra debe provenir de granos integrales, frutas y vegetales frescos. La comida es la mejor fuente de fibra que existe.  Pero para ayudarte, es posible que tu médico te recomiende algún suplemento de fibra.  Las semillas de linaza y el salvado de avena son remedios naturales de fibra soluble que con frecuencia son menos irritantes al sistema que suplementos de fibra insolubles.

     

    Estés diagnosticado con divertículos o no, es importante que aumentes tu consumo de fibra gradualmente y que bebas suficiente agua para hacer que ese consumo de fibra sea más efectivo.  Es la combinación de FIBRA + AGUA la que aumenta el bulto de excreta y ayuda a que ésta se mueva más fácilmente por los intestinos.

    •••••••••••••••••••••••••••••

    Añade a tu dieta productos frescos como:

    • Frutas – papaya, mangó, manzana, pera, piña,

    ciruelas, uvas, melones, cítricos…

    • Vegetales – lechugas, pepinos, espinaca,

    zanahorias, germinados, pimientos, brócoli,

    coliflor, berenjenas…

    • Viandas y legumbres – papas, batatas, yuca,

    malanga, habichuelas…

    • Granos integrales – pan, arroz, pastas, avena,

    quinoa, salvado de trigo o avena…

  • Artículo 6 • Receta Positiva

•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

© 2014 Walter Janer MD  |  Derechos reservados

La información en ésta página web e InfoDigest no constituye un diagnóstico, tratamiento o consulta médica.

Siempre busca la orientación directa de un médico o profesional de la salud sobre alguna condición médica que puedas padecer.  La información que se provee no reemplaza la opinión formal de un médico que te trate personalmente. Nunca ignores el consejo médico recibido por algo que hayas leído en esta página web InfoDigest. Si consideras que puedes tener una emergencia médica, llama al 9-1-1 inmediatamente.